Nov 18, 2012

Los colaboradores también existen

Pequeña dedicatoria a los periodistas freelance durante la entrega de los Premios Ciudad de Badajoz 2012, que incluían el IX Premio de Periodismo Francisco Rodriguez Arias por la entrevista-reportaje 'Paul Auster afronta el final', publicado en Rolling Stone. Me refiero a fotógrafos y plumillas. Los que hacen información a diario y cuya fuente principal de ingresos depende precisamente de poder seguir informando. Los articulistas  y columnistas estrella, a los que también se llama colaboradores, juegan en otra liga que pese a los recortes, sigue siendo aventajada)

Ante todo me gustaría darle las gracias al jurado por esta alegría tan inesperada y al ayuntamiento de Badajoz por convocar estos premios desde hace nueve años. En España no abundan los premios de periodismo de temática libre y sin una conexión directa con los intereses de los organizadores. Ojalá hubiera más!

Por otro lado me gustaría dedicar este premio a los periodistas freelance, los conocidos en la profesión como colaboradores, los grandes olvidados de la crisis que azota al sector periodístico.

En estos años de crisis económica global, también la prensa se ha convertido en noticia por los ERES salvajes que afectan a empresas de todo el sector. El periodismo sin periodistas no existe pero las empresas han decidido prescindir precisamente de su activo más valioso, los profesionales y en muchos casos de los veteranos, los que deberían servir de ejemplo a las nuevas generaciones, ya que ésta es una profesión que no se aprende en la universidad si no en las redacciones y en las calles. Pero al menos, y aunque no sea un consuelo, porque verse despedido siempre es atroz y traumático, los periodistas de plantilla fulminados se pueden apoyar durante algunos meses en el colchón del paro.

Los colaboradores nos vamos a la calle sin ningún tipo de compensación y encima, ni siquiera aparecemos en las estadísticas. Somos invisibles.

En muchos casos trabajamos durante años como si fueramos de plantilla pero sin recibir a cambio ninguno de los beneficios. (Se trabaja al mismo ritmo, haciendo horas extra gratuitas, a menudo en festivos y fines de semana que nadie paga, sin seguro médico, sin vacaciones y asumiendo la mayoría de los gastos).

Hoy lo que se cobra por colaboración, (haciendo una media rápida), es un 70% más bajo que hace diez años y eso sin contar el ipc!

Nadie nos contrató o mejoró el precio de las colaboraciones cuando las cosas iban bien (oficialmente siempre era un "mal momento", o al menos eso me decían a mí) y cuando realmente empezaron a ir mal fuimos los primeros en caer, silenciosamente... (por ejemplo un escueto email o conversación telefónica diciendo algo así " durante una temporada no te llamaremos, hay que ahorrar, pero en cuanto podamos contamos contigo").

Por eso quiero dedicarles a ellos este premio, porque los colaboradores también existen y pese a formar el grueso de la profesión periodística en España, nadie habla de ellos. 

(Aprovecho este post para felicitar también a mis compañeros de premio, Augusto Fernández Arana, ganador del Premio de Escultura; Alejandro Calderón Martín, ganador del premio de pintura; David Benedicte, ganador del premio de poesía por Poemarx y Daniel Dimeco, ganador del premio de novela con El mapa de las viudas. Ambos libros se editarán en abril y en cuanto a las obras premiadas, pueden verse hasta el 30 de noviembre en el Museo de la Ciudad de Badajoz Luis Morales)

No comments:

Post a Comment