Jul 6, 2012

CHINATOWN HABLA ESPAÑOL



En Chinatown casi nadie habla inglés. Pero muchos hablan español. Alguien debería tomar nota de como funcionan los flujos de idiomas en la ciudad de los rascacielos. Cada mañana cientos de mexicanos trabajan cargando y descargando cajas de alimentos que abastecen los comercios de uno de los barrios más activos de una ciudad en la que aún es posible encontrar fruta fresca y verduras a precios de humano. No son estéticamente perfectas como las que brillan en los supermercados, ni oficialmente orgánicas, pero sí tienen sabor y olor, que solía ser lo importante.

Los hispanos son la mano de obra principal en un barrio cerrado en sí mismo que tradicionalmente sólo utilizaba a los suyos. Pero al igual que los restaurantes de toda la ciudad, que no podrían sobrevivir sin los miles de hispanos ilegales que trabajan en sus cocinas, en Chinatown son los hispanos los que ponen sus músculos a disposición de los comerciantes, o incluso atienden a la cliéntela, como ocurre en las pescaderías de Grand St. Y no son ellos los que aprenden chino sino los chinos los que han optado por aprender español antes que inglés. 
En mi barrio, los mexicanos a los que saludo cada mañana no tienen papeles, aunque la mayoría de los chinos tampoco. Y ante la necesidad, se impone lo práctico. "Algo tiene el español que nos resulta más fácil que el inglés. Además los hispanos son mano de obra barata y nos interesa poder comunicarnos con ellos. En Chinatown es más práctico saber español que inglés" me dijo hace unos meses un transportista chino (con acento mexicano!) que me ayudó a descargar el coche en la puerta de casa.

Ahí dejo el dato tras comprar calamares (en español) en la esquina de casa y regatear (en español) con el señor chino de la frutería. Ahora le toca a los sesudos hispanistas darle una vuelta de tuerca a la información. Pero sus conclusiones, cuando lleguen, lo harán tarde: los verdaderos visionarios fueron los dominicanos de la tienda de la esquina de casa, que hace treinta años la bautizaron con el nombre Chinese-Hispanic Grocery, ¿el futuro de Nueva York?


No comments:

Post a Comment

Post a Comment