Dec 3, 2008

REVOLUTIONARY ROAD

video
Cuando la vida se convierte en una línea continua, y te aburre, hay que dar un paso y romperla. Nueva York es un lugar lleno de gente decidida a reinventarse y por eso es una ciudad adictiva. La realidad del sueño americano no radica en que de la noche a la mañana te conviertas en rockefeller -que en realidad es muy poco probable- sino en que seas quien seas puedes atreverte a intentar vivir una vida más cercana a tus ideales que la que te ha tocado vivir. Es más fácil dar ese paso aquí que en otros sitios, simplemente porque aquí estás rodeado de gente capaz de abandonar la seguridad de un trabajo fijo por la posibilidad de trabajar en algo que realmente te llene. Y ser testigo a diario de ese atrevimiento, te ayuda a atreverte.

La contrapartida es que aquí también es posible que te echen a la calle de la noche a la mañana sin que te paguen beneficios sociales como esos a los que tiene derecho cualquier currante en Europa. Pero aún así, la posibilidad de cambiar un trabajo suplicio por un trabajo bendición, es más común aquí que en Italia o España.

En Estados Unidos nadie concibe la idea de fichar en el mismo sitio sine die, al contrario, eso se ve más bien como un fracaso. Pasar treinta años detrás del mismo ordenador en la misma oficina no puede ser estimulante, al contrario, mata cualquier tipo de creatividad. Tengo varios amigos que han dado ese paso, desde un broker de wall street que hoy es un gran fotógrafo a un arquitecto que dejó una exitosa firma para montarse su propia empresa luchando contra todo tipo de incompatibilidades burocráticas. Y ninguno de los dos volvería hacia atrás, aunque tengan un montón de problemas. Ayer supe de otro valiente, un periodista, que se ha lanzado al vacío porque llevaba una década haciendo lo mismo para la misma empresa. "Y ya no quiero depender de nadie, quiero hacer algo propio, no sé bien qué, pero ya no era feliz". Olé!

La semana próxima se estrena en Estados Unidos una película de Sam Mendes, Revolutionary road, de esas que obligan a mirar hacia adentro con brutalidad y pensar si realmente estás siendo fiel a todo lo que creíste o soñaste cuando eras algo más joven. Está basada en un libro legendario de Richard Yates, que no he leido aunque sospecho que es bastante mejor que la película, que tampoco es mala. Os invito a ir al cine, o a la biblioteca, a enfrentaros con esos fantasmas que todos intentamos evitar pero con los que deberiamos conversar a menudo.

Y para quitarle peso a este speech existencialista que acabo de disparar, el video de arriba, una canción de uno de esos locos maravillosos absolutamente sabios, Daniel Johnston.

8 comments:

  1. Hola Barbara ¡¡
    Puede haber algo mejor que ser lo que uno siempre quiso ser.
    Yo tengo 17 años y estoy apunto de acabar el instituto,tengo mis planes futuros y mis ilusiones y nada me haria mas ilusion que saber que sere todo lo que quiero ser y que estare en el sitio donde yo planeé.
    Me encantaria dentro de algunos años mirar hacia atras y ver que tengo todo lo que queria.
    Asi que olé¡ por todos los valientes que buscan encontrarse de nuevo con ellos mismos y recuperar lo que algun dia no cogieron.
    Saludos.

    ReplyDelete
  2. Paola, eres la mejor!!! Vivan tus 17!!

    ReplyDelete
  3. Hola Barbara,gracias.
    Gracias por hacer este blog tan fantastico,no hay un dia que no me pase por aqui.
    Abrazos.

    ReplyDelete
  4. Gracias Barbara!
    Alma Nake

    ReplyDelete
  5. Barbara descubrí hace muy poquito este blog gracias a la recomendación de Carlos de Vega y sus " blogs cercanos" y aunque no siempre lo puedo leer todos los días, lo repaso siempre que puedo. Este post me ha tocado "tan dentro"... es como si lo hubieras escrito para mi jajaja ... Muchas gracias...

    ReplyDelete
  6. Uff, muchas gracias por este post. Te sigo desde hace poco pero ya soy completamente adicta a tus crónicas.

    Algún día conseguiré reunir el valor suficiente como para irme a NY a reinventarme...por sueños que no sea!

    ReplyDelete
  7. Queridos todos, viva la reinvención personal!! Ya sabía yo que hay más de uno por ahí haciendo lo que no quiere hacer... reinventaros, allá donde esteis, yo también estoy en ello...

    ReplyDelete
  8. Oye, a ver si vas a tener razón con lo de que no queremos hacernos preguntas... yo también llevo once años en el mismo pupitre... No conocía tu blog, pero te seguiré a partir de ahora. Un beso

    ReplyDelete