Apr 21, 2009

LA INUTILIDAD DE UNA RUEDA DE PRENSA

La perspectiva de la mañana de hoy no era del todo mala: Spike Lee, Robert de Niro y Uma Thurman iban a dar una rueda de prensa para presentar el Festival de Cine de Tribeca. Será que aún me dejo aturdir por ciertos nombres. No aprendo. En la sala había un centenar de periodistas, muchos de ellos fotógrafos. Jane Rosenthal dirigió la presentación. Socia de de Niro desde hace décadas e impulsora junto a él de un festival que se inventó no precisamente pensando en el cine sino en la ruina que le cayó encima al barrio de Tribeca después del 11S (de Niro tiene un par de restaurantes y amigos en el barrio que necesitaban clientes), Rosenthal habló durante diez minutos para no decir nada. Es más, su párrafo más largo se lo dedicó a American Express, que funcionan de sponsors del festival desde el principio. La oda de Rosenthal a la empresa-imperio de las tarjetas de crédito americanas me abrumó un poco: demasiado larga, vacía, innecesaria. Un 'gracias' hubiera sido más elegante, suficiente.

De Niro la siguió con más generalidades -qué le ha pasado a este actor que ya sólo hace películas malas y se ha olvidado de hablar?- y luego se unió Spike Lee, que presenta en el festival dos tv-movies -una sobre un día en la vida del jugador de baloncesto Kobe Brian y otra sobre el musical Passing Strange-. Me hizo gracia que dijera que nunca había participado en Tribeca porque nunca había tenido las películas listas a tiempo para este festival, aunque sí las ha tenido para Cannes o Venecia. Y a Tribeca ni siquiera acude con películas en el estricto sentido de la palabra si no con dos encargos televisivos... Por suerte ahí estaba Uma Thurman, de belleza extraterrestre, para decir que lo que a ella le gusta es el cine europeo (atención europeos, Thurman está en el jurado) y que el cine que ves en un festival es poco comercial y eso es "inspiring". -podría haber vivido sin escuchar estas frases pero creo que son lo único salvable de esta rueda de prensa-.

A las preguntas obvias sobre la crisis económica no contestó nadie, y eso que se las hicieron al menos tres veces. Un festival que nació para luchar contra una crisis debería al menos saber capitalizar ese argumento. Se mencionó de pasada la necesidad de usar el cine como escapismo en tiempos de crisis, y se zanjó el asunto. Tras el paripé, aliñado por una empresa de comunicación que llevó a un montón de gente sólo para acompañar a los periodistas a las butacas como si aquello fuera la ópera, la rueda de prensa acabó con la típica foto de las estrellas. Lo peor de todo es que encima de no decir nada saldrán en todos los periódicos cuando en realidad se merecerían que nadie escribiera una línea sobre tanto obviedad y se reservara el espacio para descubrir cineastas y comentar las películas que merezcan la pena.

Lamentablemente, el mundo de las ruedas de prensa es así de triste. Cuando era estudiante hice un trabajo analizando cuántas noticias procedían de ruedas de prensa o comunicados oficiales y cuántas las había salido a buscar el periodista. El resultado fue un desbordante 90% frente a un ínfimo 10%. Con la proliferación desmesurada de 'empresas de comunicación' (gran eufemismo para decir empresas de publicidad) calculo que el porcentaje es aún más deprimente. De quién es la culpa?

3 comments:

  1. Pues supongo que esencialmente de los periodistas, por acudir a ellas y no escribir sobre ellas como lo has hecho tú...

    Bienvenida a NYC.

    ReplyDelete
  2. Cuanto más tiempo estoy en este tinglao del periodismo más me doy cuenta de lo que estás diciendo... cuanto más me intento escapar del comunicado de prensa, que es una floritura alabando lo que vende (normal), más me dicen que así no se escribe en una agencia de noticias. Traduce el comunicado, la agencia lo pasa al periódico, ¿y al final qué? publicidad en lugar de periodismo, como bien dices tú. A lo mejor los blogs nos salvan de las versiones oficiales, por lo menos este post me ha hecho ver las dos caras de esta historia del tribeca...
    Gracias gracias gracias, por un gran post y un gran blog.

    ReplyDelete
  3. Hola Bárbara! Felicidades por el blog! Great! Te “sigo” desde hace mucho tiempo en El País. Un día de estos seguro que me descubre un gran productor de rock y me lleva al estrellato! Yo también quiero ser una rock star!!!!!!!!!www.myspace.com/laborrokilla
    Tía, soy coleguita de los Aguilar Brothers. Probably este año me vaya con Marco y Raimundo Amador a los Niuyol. Está haciendo cositas con los New York Dolls (se conocieron en Sevilla el año pasado y surgio el amor!).Ambos presentan disco este año, y es el momento de ir pa’lla y liarla un poco. Es un buen plan.
    Kisses krak de las letras!

    ReplyDelete