Sep 5, 2009

THE UNTOUCHABLE



(This time in Spanish)

La realidad siempre supera a la ficción. Si Robert de Niro y Silvio Berlusconi compitieran por un oscar al mejor intérprete de Al Capone, creo que, pese a mi admiración por De Niro, el ganador sería mister Berlusconi. O al menos eso votaría media Italia, parte del extranjero y sobre todo, los cuatro italianos que han empapelado el sur de Manhattan con este poster fantástico a imagen y semejanza del de la película Los Intocables de Brian de Palma.



Hasta hace apenas un año los neoyorquinos no tenían ni idea de quien era este señor. Les sonaba de haberle visto estrechando la mano del presidente Bush pero poco más. En los últimos meses, entre escándalos variados con putas, orgías y acoso y derribo a periodistas, hasta la prensa estadounidense, muy poco dada a hablar de lo que ocurre fuera de la burbuja americana, se ha ensañado con Berlusconi. Y para que la ciudad entienda un poquito mejor quién es este personaje que inexplicablemente sigue siendo primer ministro de mi país materno, 'la nuova Carbonería' viene al rescate con la 'nueva imagen' del Cavaliere, perfectamente visible en Little Italy, Lower East Side y Soho.


Spring and Wooster

Según me contó Alberto Baudo, el periodista italiano que tomó las fotos y conoce a los ‘autores del crimen’, la iniciativa de los carteles partió “de dos estudiantes italianos y de dos profesionales que viven en Nueva York y que se sienten frustrados con la imagen que el presidente de su país proyecta sobre Italia”. El grupo se autodefine como ‘la Nuova Carbonería’, en alusión a la Carbonería, una sociedad secreta que funcionó en la Italia del siglo XIX durante el llamado Risorgimento Italiano y que se oponía a todo tipo de opresores. Los carteles de El intocable Berlusconi son sólo el principio de su pequeña revolución.
'I nuovi carbonari', que de momento prefieren permanecer en el anonimato, han invertido 4000 euros de su bolsillo en imprimir varios centenares de posters, un proyecto con el que simplemente aspiran a que “los estadounidenses entiendan que no todos los italianos están de acuerdo con lo que hace Berlusconi” según Baudo.


Kenmare and Mulberry

Bajo la imagen de ‘Il Cavaliere’con aire pensativo un título: “The Untouchable. Unimpeacheable at law (El intocable, no impugnable por decreto)’”. Sobre un lateral, cuatro frases contundentes: “Dirige Italia con poder absoluto. Nadie puede tocarle. Nadie puede pararle”. Son las mismas que en el cartel original de la película de De Palma definían a Al Capone, el mafioso más célebre de los años treinta en Estados Unidos. En ese cartel la imagen de Robert de Niro flotaba sobre la de Elliot Ness y el grupo de policías (los intocables) que le dieron caza durante los años de la prohibición. En la nueva versión en cambio, Berlusconi ‘planea’ sobre una imagen de la ciudad de Roma, martirizada por su presencia en el Quirinale (la residencia presidencial).


Bowery

Cuando Aznar gobernaba España y me encontraba con desconocidos dispuestos a hablar de política, yo aprovechaba que soy medio italiana para esconderme bajo esa nacionalidad y evitar el escarnio. Ultimamente me ocurre lo contrario, tengo que evitar mencionar mi parte italiana para no verme envuelta en conversaciones que inevitablemente acaban en Berlusconi. Por suerte ahora me queda el recurso de unirme a 'i nuovi carbonari'...

6 comments:

  1. propuesta para el lema de las camisetas de la nuova carbonería: Io non sono un santo...

    ReplyDelete
  2. Meraviglioso il poster di Berluska!
    Io continuo a vergognarmi di essere italiana.
    Siamo un popolo di merda. Accettiamo le più grandi porcate di questo essere senza muovere un dito, senza fare nulla per difendere i diritti più elementari.
    Che schifo!

    ReplyDelete
  3. Mi Señora Barbara,
    La iniciativa la suscribo, y ya está el póster colgando en mi balcón publicitario, con el link a su entrada, y así los interesados podrán conocer la singular batalla de ‘la Nuova Carbonería’.
    Nota: si descubre su guarida WEB, le ruego nos informe.
    Originalmente la Carbonería era anticlerical, esperemos que 'la Nuova' siga ese buen camino.
    Pesan mucho en la bella Italia, tantas lacras, por orden de aparición:
    Vaticano, Mafias varias, Fascismo y Berlusconi.
    Suyo, Z+-----

    ReplyDelete
  4. Falta un Elliot Ness para este capo

    ReplyDelete
  5. This comment has been removed by the author.

    ReplyDelete